San Isidro Catholic Church

Change to English Subscribe to our Mailing List

Esta Semana

Decimonoveno domingo del Tiempo Ordinario, 9 de Agosto del 2020

Puede dar convenientemente su ofertorio a San Isidro haciendo clic en el botón de Online Giving a continuación. Tenga listo su tarjeta de crédito/débito.

Educación Religiosa

Las inscripciones comenzarán para los estudiantes de primer año de Primera Comunión y Confirmación.

Los estudiantes que están en el segundo año de Primera Comunión y Confirmación NO necesitan registrarse. Los hemos registrado automáticamente.

🔗 Para mais instruções, siga o link e leia mais.

¡Importante!

Reprogramación de la Primera Confesión y Comunión

San Isidro protege a sus niños y sus familias por lo tanto, debido al gran aumento en los casos de Covid-19 en los condados de Broward y Miami Dade, la Primera Confesión y la Primera Comunión que estaban programadas para el 11 y 18 de julio respectivamente, se han cancelado.

La Primera Confesión ha sido reprogramada para el Sábado, 22 de Agosto a las 11:00am.

Los grupos de la Primera Comunión han sido reprogramados para el Sábado, 29 de Agosto a las 10:00am y a las 12 del mediodía.

Para Misas y Confesiones

Por favor, no olvides usar una máscara y llevar contigo desinfectante para manos.

Recuerde practicar el distanciamiento social con aquellos que no son miembros de su familia.

Clase de Biblia por ZOOM

Sábados a las 9:30 am

Accese el siguiente link de Zoom y únase al grupo:
Meeting ID — 2282728212

Si tiene alguna pregunta favor de comunicarse con
Rafael Bezos: (305) 331-6098 o con Carlos Rodriguez: (561) 672-4088.

Próximas fechas:
  • 15 de Agosto
  • 29 de Agosto

Grupo de Oracion de San Isidro

Se reúne todos los Miércoles de 7:30- 9:00 PM por Zoom Se inicia con el Santo Rosario.

El link por Zoom es:

  • Meeting ID: 416 045 6632
  • Password: sanisidro

Si tienen algún inconveniente o problema para accesar entonces pueden:

  1. Enviar un email con el “Subject/Asunto”: GRUPO DE ORACION a gildakawano@sanisidro.org
  2. Llamar por teléfono a la Parroquia y dejar un mensaje en la extensión #250 a Carmelo Marotta y trataremos de asistirles.
Ahora pueden registrarse en línea para el curso de Virtus. Para instrucciones completas para registrarse llame a la Oficina de Educación Religiosa o mándeme un email: luzlopez@sanisidro.org

Mensaje de la Arquidiócesis

¡Gracias por su apoyo y por ayudarnos a hacer la diferencia! Con su continuo apoyo al ABCD, podemos continuar haciendo la obra de Dios.

Haz un regalo hoy www.isupportabcd.org

Nuestras parroquias dependen de sus amables y generosas donaciones para continuar haciendo la obra de Dios. Donaciones planificadas es la respuesta.

Para obtener más información, comuníquese hoy con la Oficina de Donaciones Planificadas. (305) 762-1112

Luego vino un fuego; pero el Señor no estaba en el fuego. Después del fuego se escuchó el murmullo de una brisa suave. Al oírlo, Elías se cubrió el rostro con el manto y salió a la entrada de la cueva." (1Reyes 19:12-13)

Lecturas para el Decimonoveno Domingo del Tiempo Ordinario

Primera lectura
1 Re 19, 9a. 11–13a

Al llegar al monte de Dios, el Horeb, el profeta Elías entró en una cueva y permaneció allí. El Señor le dijo: “Sal de la cueva y quédate en el monte para ver al Señor, porque el Señor va a pasar”.

Así lo hizo Elías y, al acercarse el Señor, vino primero un viento huracanado, que par􀆡a las montañas y resquebrajaba las rocas; pero el Señor no estaba en el viento. Se produjo después un terremoto; pero el Señor no estaba en el terremoto. Luego vino un fuego; pero el Señor no estaba en el fuego. Después del fuego se escuchó el murmullo de una brisa suave. Al oírlo, Elías se cubrió el rostro con el manto y salió a la entrada de la cueva.

Salmo Responsorial
Sal 84, 9ab–10. 11–12. 13–14

R. Muéstranos, Señor, tu misericordia.

Escucharé las palabras del Señor, palabras de paz para su pueblo santo. Está ya cerca nuestra salvación y la gloria del Señor habitará en la tierra.

R. Muéstranos, Señor, tu misericordia.

La misericordia y la verdad se encontraron, la justicia y la paz se besaron, la fidelidad brotó en la tierra y la justicia vino del cielo.

R. Muéstranos, Señor, tu misericordia.

Cuando el Señor nos muestre su bondad, nuestra tierra producirá su fruto. La justicia le abrirá camino al Señor e irá siguiendo sus pisadas.

R. Muéstranos, Señor, tu misericordia.

Segunda lectura
Rom 9, 1–5

Hermanos: Les hablo con toda verdad en Cristo; no miento. Mi conciencia me atestigua, con la luz del Espíritu Santo, que tengo una infinita tristeza, y un dolor incesante tortura mi corazón.

Hasta aceptaría verme separado de Cristo, si esto fuera para bien de mis hermanos, los de mi raza y de mi sangre, los israelitas, a quienes pertenecen la adopción filial, la gloria, la alianza, la ley, el culto y las promesas. Ellos son descendientes de los patriarcas; y de su raza, según la carne, nació Cristo, el cual está por encima de todo y es Dios bendito por los siglos de los siglos. Amén.

Evangelio
Mt 14, 22–33

En aquel tiempo, inmediatamente después de la multiplicación de los panes, Jesús hizo que sus discípulos subieran a la barca y se dirigieran a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Después de despedirla, subió al monte a solas para orar. Llegada la noche, estaba él solo allí.

Entretanto, la barca iba ya muy lejos de la costa, y las olas la sacudían, porque el viento era contrario. A la madrugada, Jesús fue hacia ellos, caminando sobre el agua. Los discípulos, al verlo andar sobre el agua, se espantaron, y decían: “¡Es un fantasma!” Y daban gritos de terror. Pero Jesús les dijo enseguida: “Tranquilícense y no teman. Soy yo”. Entonces le dijo Pedro: “Señor, si eres tú, mándame ir a ti caminando sobre el agua”. Jesús le contestó: “Ven”. Pedro bajó de la barca y comenzó a caminar sobre el agua hacia Jesús; pero al sentir la fuerza del viento, le entró miedo, comenzó a hundirse y gritó: “¡Sálvame, Señor!” Inmediatamente Jesús le tendió la mano, lo sostuvo y le dijo: “Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?”

En cuanto subieron a la barca, el viento se calmó. Los que estaban en la barca se postraron ante Jesús diciendo: “Verdaderamente tú eres el Hijo de Dios”.

Los textos de la Sagrada Escritura utilizados en esta obra han sido tomados de los Leccionarios I, II y III, propiedad de la Comisión Episcopal de Pastoral Litúrgica de la Conferencia Episcopal Mexicana, copyright © 1987, quinta edición de septiembre de 2004. Utilizados con permiso. Todos los derechos reservados. Debido a cuestiones de permisos de impresión, los Salmos Responsoriales que se incluyen aquí son los del Leccionario que se utiliza en México. Su parroquia podría usar un texto diferente.

Si no puede venir a la Iglesia para la Misa por precauciones durante esta pandemia, vea nuestra transmisión en vivo de la Misa dominical. Le pedimos que nos envíe su oferta semanal a través de la Donación en línea haciendo clic aquí . O envíenos un cheque por correo.

¡Necesitamos desesperadamente sus donaciones para mantener el funcionamiento de la Iglesia!

Ministerio de Alimentos

Gracias a la generosidad de la comunidad de San Isidro, muchas familias necesitadas reciben alimentos semanalmente.

Necesitamos su contribucion monetaria pero tambien personas con auto para hacer las entregas de alimento.

Para cooperar o para referir a una familia necesitada, por favor llame al (954) 978-2302.

Oracion del Papa Francisco en Tiempos de Pandemia

Oh María,
siempre alegras nuestro camino como señal de salvación y de esperanza.
Nos confiamos a ti, Salud de los enfermos, quien, en la cruz, participó en el dolor de Jesús mientras permanecías firme en la fe.
Oh Madre amorosa, Tu sabes lo que necesitamos y estamos seguros de que nos lo proporcionarás como en Cana de Galilea.
Intercede por nosotros ante tu Hijo Jesús, el Médico Divino por aquellos que han caído enfermos, por aquellos que son vulnerables, y por los que murieron.
Intercede también por los encargados de proteger la salud y seguridad de otros y por aquellos que atienden a los enfermos y buscan una cura.
Ayúdanos, Oh Madre del Amor Divino, para conformarnos a la voluntad del Padre y hacer lo que Jesús nos dijo, quien tomó sobre sí nuestros sufrimientos y nuestras penas, para guiarnos, a través de la Cruz,
a la gloria de la resurrección. Amén.
Bajo tu protección buscamos refugio, Oh Santa Madre de Dios, En nuestras necesidades, no desprecies nuestras suplicas, Mas líbranos siempre
de todos los peligros, O Virgen gloriosa y bendita. Amén.

Intensiones del Papa Francisco para el mes de Agosto 2020

El mundo marítimo

Recemos por todas las personas que trabajan y viven del mar, entre ellos los marineros, los pescadores y sus familias.